Diferencias entre trigliceridos y colesterol

DIFERENCIAS ENTRE LOS TRIGLICÉRIDOS Y EL COLESTEROL

En la sangre se almacenan dos tipos de lípidos diferentes los triglicéridos y el colesterol. Estos dos lípidos tienen muchas cosas en común, los dos son hidrofóbicos, significa que repelen el agua, y los dos pueden causar problemas de salud como accidentes cerebros vasculares, y problemas cardíacos. Esto ocurriría si los niveles de triglicéridos o de colesterol fueran muy altos.

El colesterol y los triglicéridos, no son  más que grasas que tenemos en la sangre, y que van circulando libremente por todo el organismo. Un exceso de grasas en el organismo puede provocar que las arterias se taponen, y como consecuencia desarrollar enfermedades cardíacas y cerebros vasculares, tales como embolias.

El cuerpo necesita tener una cierta cantidad de grasa en el organismo para producir ácidos biliares, estrógenos, testosterona, y asimilar la vitamina D en el organismo.

1. Los triglicéridos:

Trigliceridos

Los triglicéridos se forman por el almacenamiento de energía que proviene del consumo excesivo de azúcares, dulces, miel, mermelada, refrescos embotellados, harinas refinadas, pan, galletas, tortillas, arroz, pasta, etc.. Estos alimentos los consumimos de forma diaria en nuestra vida cotidiana. Los triglicéridos  también pueden ser producidos por nuestro hígado al tener un exceso de hidratos de carbono y calorías en el organismo. Los triglicéridos se almacenan en el cuerpo en forma de grasa, y el organismo los necesita para metabolizar la energía. Si tenemos un nivel de triglicéridos alto en sangre, tenemos que intentar bajarlos de forma natural.

2. Importancia de tener un nivel óptimo de triglicéridos:

El exceso de los niveles de triglicéridos en el organismo puede provocar enfermedades coronarias, diabetes, hipotiroidismo, enfermedad hepática, y enfermedad renal.

Es muy importante tener unos niveles óptimos de triglicéridos en el organismo para que generen energía para la mayoría de las células del cuerpo.

3. Colesterol:

Colesterol malo

El cuerpo produce 2  gramos de colesterol al día, por tanto un 85 por ciento de los niveles de colesterol en sangre los produce el propio organismo, y el otro 15 por ciento de los niveles de colesterol provienen de los alimentos que consumimos, sobretodo aceites, productos de origen animal, leche, yema de huevo, manteca de cerdo, chorizo, hígado, quesos, mantequilla, etc… El colesterol es muy importante en nuestro organismo, ya que es el encargado de producir los ácidos biliares en nuestro organismo. La sangre transporta el colesterol por las lipoproteínas que se agrupan con las grasas. Tenemos dos tipos de lipoproteínas las de baja densidad (LDL), y las de alta densidad (HDL).

4. Importancia de tener un nivel optimo de Colesterol:

En las mujeres el colesterol es importante por que produce estrógenos en su organismo, y en los hombres se encarga de producir testosterona, y ayuda a procesar correctamente la vitamina D.

Muchas células del organismo utilizan el colesterol para mantenerse a una temperatura adecuada. Esto ocurre cuando el cuerpo se enfrenta a temperaturas frías.

El exceso de colesterol en el organismo puede aumentar la producción de las lipoproteínas de baja intensidad, (LDL), que se acumulan en las paredes arteriales, endureciéndose y creando una placa que dificulta el flujo sanguíneo, provocando enfermedades cardíacas. Por el contrario un aumento de las lipoproteínas de alta intensidad, (HDL), ayudan a prevenir ataques de corazón y derrames cerebrales.

5. Consejos y recomendaciones

-Acudir al médico para que le controle los niveles de colesterol en sangre, es decir las lipoproteínas LDL, HDL, y también el nivel de triglicéridos. Los valores correctos son 150 mg de triglicéridos y 100 mg de LDL, por cada decilitro de sangre. Los niveles de HDL van de 40 a 60 mg por decilitro de sangre.

-Tenemos que intentar disminuir el colesterol y la producción de triglicéridos, dejando de fumar y comiendo de una manera saludable.

-Para tener el colesterol controlado se aconseja limitar el alcohol, comer una dieta rica en fibra y baja en grasas, practicar actividad física 30 minutos al día, quitar la piel del pollo, consumir leche desnatada, no consumir quesos amarillos, consumir carnes a la plancha, consumir verduras al vapor, evitar los fritos, consumir menos azúcar y bollería, etc..

-Tenemos que evitar tener niveles altos de grasa en la sangre, ya que si es así existe una acumulación de grasa en las arterias que puede derivar en un infarto.


Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>