¿Cuál es la diferencia entre crecimiento y desarrollo?

Aunque a primera vista parezcan similares, el desarrollo y el crecimiento no son iguales, son cosas completamente diferentes. Y la diferencia entre ambas cosas se aplica en campos tan amplios como la biología, la economía, los negocios, las capacidades individuales…etc. A menudo se usan indistintamente de mala manera pero sin saberlo.

Vamos a ver cómo distinguir desarrollo de crecimiento. La regla de oro es adjudicar al desarrollo una base cualitativa y al crecimiento una base cuantitativa. Por ejemplo en biología, el crecimiento se define como un proceso por el cual un organismo individual cambia de etapas de manera progresiva, como es el caso de una semilla que se trasforma en árbol. En cambio, el desarrollo en biología hace referencia a una mejora cualitativa, por ejemplo en el caso del desarrollo del cerebro humano a lo largo de los siglos, con una mayor capacidad de análisis, con más conocimientos y habilidades para sobrevivir.

En temas económicos, el desarrollo y el crecimiento tienen un contraste más evidente. La diferencia está en cómo se aplican. El desarrollo económico aborda los grandes cambios de la economía, mientras que el crecimiento se basa en los cambios de menor importancia. El desarrollo trata sobre cambios en la inversión, ingresos, ahorro y estatus económico, mientras que crecimiento se refiere al aumento de la producción real. A menudo se basan en el PIB.

El desarrollo implica la utilización y el cultivo de recursos sin desarrollar en zonas subdesarrolladas, el crecimiento se centra en la optimización de los recursos ya dentro de los países desarrollados.

Dentro de una empresa, el desarrollo hace más referencia al aprendizaje y a la capacidad laboral de la empresa y de sus empleados. Todo esto se concreta a través de campañas que mejoren las condiciones laborales, sociales y medioambientales. El crecimiento dentro de una empresa apunta directamente a lo que es el negocio, por ejemplo el aumento de los beneficios, significa crecimiento de una empresa.

Por último, dentro del contexto de lo personal, ambos conceptos van de la mano. Cuando una persona envejece, se produce un fenómeno de crecimiento, a la vez que avanza en inteligencia y habilidades sociales, por lo tanto aparecen conjuntamente el crecimiento y el desarrollo. Y desde el punto de vista de las posesiones o de la riqueza personal, se habla de crecimiento, pero no de desarrollo. Crecer económicamente no significa desarrollo. Una persona con desarrollo es alguien capaz de crecer a pesar de contar con limitados recursos.