Diferencias entre calor y temperatura

A primera vista, y coloquialmente hablando, parece que el calor y la temperatura son lo mismo. Cuando pones agua a calentar la temperatura aumenta, por tanto en casos así parece muy claro que es la misma cosa. Pero si nos referimos al mundo de la física, es entonces cuando vamos a encontrar multitud de diferencias entre calor y temperatura. Veamos cuales:

Dentro de la física, todas las magnitudes se miden mediante sus propias unidades. La distancia se mide en metros o en kilómetros, el volumen en litros, y la temperatura se mide en grados, ya sean grados kelvin, grados Celsius o grados Fahrenheit. En cambio, el calor se mide en julios y representa la cantidad de energía que se transfiere.

Habitualmente se mide la temperatura en grados Celsius. El agua por ejemplo hierbe a una temperatura de 100 grados Celsius. Los grados kelvin se usan más en el mundo de la química, y los grados Fahrenheit apenas se usan en USA y algún otro país.

Como hemos dicho, el calor mide la transferencia de energía. Esta trasferencia se mide a su vez en unidades llamadas Watts, en honor a watts, inventor de la locomotora, y por tanto el calor medirá los watts por segundo que se van transfiriendo.

Por tanto la medición del calor se mide en julios, que es una unidad de energía. Por ejemplo, también podríamos medir el calor en calorías o kilocalorías.

Una caloría es la cantidad de energía necesaria para calentar un litro de agua de 20 grados Celsius a 21 grados. Toda esa energía que necesita la cocina o el fuego para calentar el agua un grado es una caloría, que es una unidad energética y a su vez una unidad de calor. El calor se considera una forma de energía que está en constante movimiento.

La diferencia principal por tanto entre calor y temperatura es que el calor se basa en todas las energías de la materia, ya sea la energía cinética de las partículas, la energía potencial almacenada en las moléculas, etc… y en cambio la temperatura solo mide la energía liberada por las moléculas en movimiento.

La famosa ley de la termodinámica es la que rige el calor y la temperatura. Por tanto toda la energía que queremos medir fluye constantemente en todas las direcciones, produciendo ya sea energía o calor. Por ejemplo si colocamos dos objetos juntos, uno con mayor temperatura que el otro, por ejemplo un metal incandescente dentro de una cubeta de agua, la energía fluirá de un objeto al otro, normalmente de aquel con mayor energía a aquel con menor energía, hasta que ambos objetos se igualen. Llegará un momento en que el agua y el metal tengan la misma temperatura. Se dice que están en equilibrio.

Cuando te sirven una sopa caliente y tienes miedo a quemarte la boca, lo mejor es esperar a que el calor se vaya difuminando ya sea hacía el plato o hacia el aire que lo rodea, de manera que la sopa vaya perdiendo energía calorífica.

Por lo tanto, las conclusiones que sacamos de todo esto son:

1 – Que para un observador normal, el calor y la temperatura son lo mismo

2 – Tanto el calor como la temperatura tienen medidas diferentes

3 – El calor mide el movimiento de las moléculas así como su energía, en cambio la temperatura solo mide las diferencias de medidas de un objeto a otro.

4 – La ley de la termodinámica gobierna ambas magnitudes y  hace que trabajen juntos para lograr un universo en equilibrio.

Diferencia entre LCD y LED

Vamos a ver las características de cada uno de ellos y luego veremos más claramente cuales son las diferencias fundamentales entre estos dos tipos de monitores:

 

Pantalla LCD:

Resulta la más barata siempre que usemos una pantalla menor de 40 pulgadas. Su resolución es mejor que los plasmas y no corre el peligro de que la imagen se congele y arruine los pixeles. Sus tamaños son variables y tienen menor peso. Por el contrario, al usar una iluminación siempre constante de fondo, el LCD es incapaz de conseguir un negro perfecto por lo que su contraste será peor que otros modelos.

Pantalla LED:

Al igual que las pantallas LCD, no corren peligro por tener las imágenes congeladas y también tienen un bajo consumo energético, en cambio, a diferencia de los LCD, ahora los monitores LED consiguen unos colores negros muy similares a los televisores Plasma.

El precio de los televisores LED es bastante elevado y tam

poco hay mucha variedad de tamaños disponibles para elegir.

Para quién no lo sepa, las pantallas LED utilizan una tecnología basada en un panel similar a las LCD pero iluminado por diodos que emiten luz en función de la electricidad, llegando a obtener calidades similares al plasma cuando esos “microfocos” se apagan.

La diferencia fundamental de este tipo de televisores es el ahorro de energía. Se dice que logran gastar hasta un 40 por ciento menos que los televisores LCD o plasma convencionales, siendo además mucho más delgados. Pesan menos y pueden colgarse en cualquier parte.

Otra diferencia clara es el precio. Tantas ventajas cuestan dinero. Los televisores LED cuestan del orden del doble que los plasma o los LCD. Y ya si nos vamos a los nuevos LED en 3 dimensiones, el precio se dispara por  las nubes.

Diferencia entre LCD y Plasma

Cuando estamos en frente de una televisión plana y delgadita, de las modernas, es difícil conocer su tecnología interna. A no ser que exista un cartel que así nos lo indique, será muy difícil saber si el televisor es plasma o LCD. ¿Dónde vamos a ver esas diferencias?

La televisión de plasma consiste en dos paneles de vidrio en cuyo interior hay pequeñas células rellenadas de un gas noble, parecido al sistema de las lámparas fluorescentes. Este gas, al contacto con la electricidad, puede excitarse en diversos colores, como el verde, azul, rojo…etc.

En cambio, la televisión LCD consiste en dos capas trasparentes formadas por diminutos pixeles, y cada uno de ellos formado por cristal líquido. Cuando se aplica energía a estos cristales líquidos, aparece el color deseado y así se crea la imagen. Debe tener una luz de fondo que refleje el color en los cristales, en cambio el plasma, cada una de las células ya genera su propia luz.

La principal diferencia entre LCD y plasma la encontramos en la frecuencia de actualización o refresco de imagen. En comparación  con el plasma, los televisores LCD tienen una tasa de refresco más lenta, lo que crea el efecto fantasma, muy típico cuando las imágenes se mueven rápido. Pero últimamente, los nuevos modelos de televisores LCD ya consiguen frecuencias de actualización similares al del plasma.

Lo bueno de un televisor plasma es que en tamaños superiores a 40 pulgadas. No existen televisores de plasma de tamaño menor a 32 pulgadas, pero en cambio no hay limite superior, pudiendo encontrar en el mercado plasmas de hasta 100 pulgadas, sin exagerar. Eel precio comienza a disminuir, en cambio los LCD comienzan a encarecerse. Tiene una menor resolución por pulgada que los LCD.

En cuestión de calidades. Los monitores LCD no consiguen un color negro puro, ya que lo consiguen mediante la polarización de los cristales, por lo que en cuestión de contraste, gana la batalla los monitores plasma que si que consiguen un negro, simplemente con no meter electricidad en la célula.

En cuanto al brillo. Un televisor de LCD se ve mejor cuando la habitación ya contiene luminosidad, en cambio, para ver correctamente un plasma, conviene que no haya luz en la habitación y que el propio monitor sea la única fuente luminosa de la habitación. Aquí aparece el dilema entre las personas amantes del cine casero por la noche o las personas que disfrutan de la televisión por las mañanas mientras realizan las tareas del hogar o lo que fuere.

Las pantallas LCD pesan menos que las pantallas de plasma y además usan menos electricidad y por tanto producen también menos calor que los plasmas.

Lo que repetidamente vienen recomendando los vendedores de televisiones es que si queremos un tamaño de pantalla superior a 40 pulgadas, nos decantemos por un televisor plasma, en caso contrario un LCD.

En cuanto al precio también vamos a encontrar grandes diferencias. Por lo general, los televisores plasmas son mucho más caros que los LCD

En el caso de pantallas de plasma, se hace necesario el uso de protectores para evitar que una imagen se quede estática durante mucho tiempo, ya que puede crear sombras o errores futuros. Su mantenimiento también es más caro y es más fácil que se estropee antes un televisor plasma que un tv LCD. Se comenta que un televisro LCD puede estar encendido funcionando una media de 60.000 horas, lo que viene siendo unos 7 años encendido todos los días 24 horas.

Resumiendo las 7  diferencias entre LCD y plasma:

1 – El televisor de plasma no puede estar con la imagen parada mucho tiempo

2 – El LCD gasta menos electricidad

3 – El LCD pesa menos y produce menos calor

4 – El plasma tiene mejor calidad ara imágenes en movimiento que el LCD

5 – El plasma tiene un mejor contraste con negros puros.

6 – El plasma es más caro que el LCD.

7 – El LCD tiene mayor durabilidad y menos problemas técnicos.

Diferencia entre etica y moral

La ética y la moral pueden parecer lo mismo, pero si te paras a analizarlas por separado puedes encontrar que tienen algunas diferencias. Por ejemplo, puede parecer ético que alguien consuma carne, pues no se incumple ninguna norma social, pero al mismo tiempo, se puede encontrar la idea de matar a un animal como repugnante.

Lo que este ejemplo de la carne viene a implicar es que una sociedad o un conjunto de personas tienen una ética como si fuesen reglas de conducta, mientras que la moral, es más cosa del propio individuo, de sus propios factores personales y espirituales.

La ética influye en las normas de conducta de una sociedad.

La moral influye en las normas de conducta de una persona.

Otro ejemplo lo encontramos en la caza del zorro en Inglaterra. Para la sociedad inglesa resultaba ético participar. No se vulneraba ninguna regla ni se atentaba contra la propia sociedad. Sin embargo, fue la moral de unos pocos individuos, que al agruparse, hicieron ver al resto de la masa que la tradición de la caza resultaba un atentado contra las libertades del zorro. Que no merecía la pena divertirse a costa del sufrimiento de otros animales, por lo que esta idea pasó de la moral a la ética global de la sociedad, hasta el punto de llegar a establecer una ley de prohibición.

La ética siempre está muy claramente establecida y muy bien definida. Tomemos el ejemplo de los profesionales como los médicos o los abogados. Saben que no pueden revelar el historial clínico de sus pacientes a nadie que no sea el propio paciente o bajo una orden judicial que le obligue a hacerlo. Un abogado, a su vez, nunca va a poner en peligro el interés de su cliente, tiene que defenderle aunque sea culpable de algún delito.

Pero la moral no está tan claramente establecida. A diferencia de la ética, nos podemos encontrar con dilemas morales, nunca dilemas éticos.

Vamos con otro ejemplo. El tema del aborto. ¿Es moral abortar? Por un lado, pueden aparecer convincentes razones que nos hagan ponernos en su favor., pero por otro lado se está acabando con una vida humana.

Éticamente hablando el asunto es sencillo. Sólo hay que dejarse llevar por las directrices que son socialmente aceptables y que benefician a todos. Moralmente, afecta a cada individuo de una manera diferente y es entonces cuando aparecen los dilemas.

Por tanto, podemos ver que la moral y la ética, aunque son aparentemente similares, en realidad son muy distintas. Mientras la primera constituye un marco básico de conducta personal, lo que es correcto o lo que no, la segunda supone un conjunto de directrices o leyes que definen las prácticas aceptadas así como el comportamiento de un grupo de personas o sociedad.

2 diferencias principales a modo de resumen:

1 – La ética se refiere a una sociedad y la moral a un individuo.

2 – La ética se refiere a la vida profesional y la moral a la vida personal.

 

Diferencia entre mitosis y meiosis

Tanto la mitosis como la Meiosis describen la división de las células eucariotas cuando  los cromosomas se separan.

Veamos en que consiste la Mitosis

En la Mitosis los cromosomas se separan y forman dos núcleos nuevos idénticos al núcleo madre. Posteriormente se separa el citoplasma (citocinesis). Por tanto, partiendo de una célula, conseguimos dos células totalmente iguales a la primera.

Las fases de la mitosis son:

  1. Preparación previa en la que la célula se prepara para la división, incluye 3 fases
  2. Profase – Se forman centrosomas y la cromatina se condensa
  3. Prometafase – Se degrada la membrana nuclear
  4. Metafase – Los cromosomas se alinean
  5. Anafase – Se acortan los microtubulos del cinetocoro
  6. Telofase – Se condensan los cromosomas y se rodean de la membrana celular
  7. Citocineses o división del citoplasma.

Veamos en que consiste la Meiosis:

La meiosis se caracteriza a diferencia de la mitosis en que el numero de cromosomas se divide por la mitad. Sobre todo, este fenómeno pertenece a la reproducción sexual de animales y plantas, en las que es necesario que se formen los gametos sexuales. La característica principal como hemos visto es la de la utilización de solamente la mitad de los cromosomas, optando por tomar dos mitades distintas, una del padre y otra de la madre.

Las fases de la Meiosis son:

  1. Meiosis I – Se separan los cromosomas en dos células (23 y 23 en los humanos)
  2. Profase I – Se emparejan los cromosomas por pares
  3. Metafase I – Los pares de cromosomas se mueven y se unen a los microtubulos de los centriolos alineandose en un plano ecuatorial
  4. Anafase I – Se acortan los microtubulos, tirando de los cromosomas hacia los polos opuestos, formando los haploides.
  5. Telofase I – Llegan los cromosomas a los polos de cada célula hija, la mitad que sus madres.
  6. Meiosis II – La segunda parte del proceso de meiosis en la que se producen 4 células a partir de las dos anteriores.

La diferencia por tanto entre la mitosis y la meiosis reside principalmente en que en la mitosis se comparte el mismo numero de cromosomas, apareciendo células hijas iguales a las madres,  mientras que durante el proceso de meiosis, los cromosomas que pasan a la célula hija son la mitad, dejando para una posterior fecundación de una nueva célula o gameto que comparta la otra mitad.

Diferencia entre celula eucariota y procariota

Como ya hemos visto en otros apartados que tratan sobre células animales y vegetales,  por lo general, ambas células son eucariotas, lo que significa que gozan de una mayor complejidad que las células procariotas. Ya el prefijo “pro” nos indica que hablamos de algo anterior y que está sin evolucionar.

1 – Las células procariotas suelen tener unos tamaños que varían de 0,2 a 2 micrómetros de diámetro, mientras que las eucariotas tienen de 10 a 100 micrómetros de diámetro.

2 – Otra de las diferencias mas importantes que destacan son las que tienen que ver con el núcleo. Las eucariotas tienen lo que se denomina “núcleo verdadero” en cuyo interior se albergan lisosomas, el complejo de Golgi, el retículo endoplasmático…etc. Mientras que las procariotas carecen de membrana celular, por lo que tienen sus propios orgánulos esparcidos a lo largo de la célula.

3 – Las células procariotas suelen tener flagelos formados por proteínas, así como una pared celular compuesta por aminoácidos y glucosa. En cambio, en las células eucariotas, el flagelo es mucho mas complejo y se forma mediante la añadidura de micro tubos.

4 – Las procariotas, se caracterizan porque su división celular se produce a través de la división binaria y no mediante la mitosis, produciendo únicamente trasferencia de parte del ADN. En cambio, la división celular en organismos con células eucariotas se produce a través de la mitosis, así como la reproducción sexual a través de la meiosis.

5 – Dentro de las células eucariotas, la membrana plasmática contiene esteroles y carbohidratos. Los ribosomas son más grandes, y el ADN mucho más complejo que el de las procariotas. En cambio, en las procariotas, sus membranas carecen de hidratos de carbono y de esteroles y los ribosomas son pequeños.

Las células procariotas:

Como hemos dicho antes, las células procariotas son las más antiguas y más primitivas, y se caracterizan por lo siguiente:

–        Forman seres de una sola célula.

–        No tienen nucleo.

–        Se alimentan por endocitosis.

–        El citoplasma es muy sencillo y con ribosomas.

–        Reproducción por división binaria.

–        Distintos metabolismos.

–        Los organismos formados por estas células son “procariontes”

 

Las células eucariotas:

Este tipo de células son menos primitivas, más modernas y se cree que surgieron como evolución de las procariotas, y se caracterizan por lo siguiente:

–        Forman seres pluricelulares.

–        Si tienen núcleo.

–        Se alimentan por endocitosis.

–        Gran variedad de orgánulos.

–        Reproducción por mitosis.

–        Pared celular más fina.

–        Los organismos formados por estas células se llaman “Eucariontes”

Diferencias entre celula animal y vegetal

Tanto las células vegetales como las animales son eucariotas, es decir, que son células con una estructura interna muy compleja y desarrollada, pero estos dos tipos de células tienen grandes diferencias.

A parte de las diferencias, encontramos características en común. Ambas células tienen orgánulos de membrana, ambas tienen núcleo, mitocondrias, retículo endoplasmático, aparato de Golgi, lisosomas y peroxisomas, citosol y otros elementos del citoesqueleto.

Las funciones de los orgánulos son muy similares entre las dos clases de células (los peroxisomas realizan funciones muy complejas dentro de las células vegetales sobre todo dentro del tema de la respiración celular). Sin embargo las pocas diferencias que existen entre plantas y animales son muy importantes y se refleja esta diferencia en las funciones de cada célula.

Las células animales no tienen las paredes rígidas como las células vegetales. Esta característica les permite a las células animales formar diferentes formas que con una pared rígida no podrían formar. Por ejemplo en el caso de las células animales denominadas genéricamente “fagocitarias”, esta célula es capaz de comerse a otras estructuras, en cambio, esta característica no aparece en las células vegetales.

Las células vegetales por lo general son mas grandes que las células animales. El rango de tamaño de una célula animal varía de 10 a 30 micrómetros, mientras que para una célula vegetal, puede variar de 10 a 100 micrómetros en función de le especie. Aparte del tamaño, las principales diferencias entre las células vegetales y animales se encuentran en algunas estructuras adicionales que se encuentran en las células vegetales. Entre ellas, destacan: Los cloroplastos, la pared celular y las vacuolas.

Aparte de esto, otra diferencia notable entre las células animales y las células vegetales es que estas últimas tienen cloroplastos para la utilización de la luz solar, además de que les confiere su característico color verde. Es gracias a los cloroplastos que se obtiene la sustancia llamada “clorofila”. Las células vegetales realizan entonces la función de fotosíntesis, que es un proceso puramente vegetal. Ninguna célula animal es capaz de hacer la fotosíntesis.

Los cloroplastos

Dentro de las células animales, la mitocondria es la encargada de producir la energía a partir de los alimentos. En cambio, en las células vegetales no ocurre igual. Las células vegetales utilizan la luz del sol como fuente de energía en lo que viene siendo llamado la fotosíntesis. Los cloroplastos son las estructuras que realizan la fotosíntesis. Son unas estructuras que residen junto a la membrana y que miden unos 5 micrómetros de diámetro. En su interior, contienen clorofila que es la sustancia encargada de absorber la luz del sol.

Los cloroplastos, convierten la energía de forma similar a cómo lo hacen las mitocondrias en las células animales, se cree que los cloroplastos y las mitocondrias tienen muchas cosas en común. Dentro de la membrana interna, encontramos el estoma, que es muy similar al de las mitocondrias, aparte del ADN, ARN y otras enzimas.

La pared celular

Como hemos citado anteriormente, otra de las diferencias estructurales entre las células vegetales es la pared celular. Esta pared puede variar de 0,1 a 10 micras de espesor y está compuesta por lípidos y glúcidos. Esta pared es la que le da mayor estabilidad y protección a los vegetales.

Las vacuolas

Las vacuolas son orgánulos grandes y llenos de agua que únicamente se puede encontrar en las células vegetales. Son tan grandes que ocupan casi el 90 % del volumen total de la célula y solo están formados por una única membrana.

Aparte de hacer de relleno y formar una buena estructura celular, las vacuolas se encargan de realizar funciones digestivas similares  a los lisosomas de las células animales (también presentes en las vegetales). También como almacén o como depósito de sustancias de desecho que posteriormente serán degradadas.

Otra de las diferencias entre ambas reside en la vacuola central. En el caso de las células vegetales, la vacuola central es más grande y viene delimitada por una membrana. Además, las células animales se comunican entre ellas mediante un sistema unión-separación, mientras que las vegetales lo hacen usando los poros de la propia pared celular, y de este modo se transmiten información unas a otras.

Es común en algunos tipos de plantas como las coníferas o las plantas con flor, que sus células carezcan de flagelos y de centriolos, cosa que nunca falta en las células animales.

Podemos clasificar las células vegetales de tres formas

–        Células del parénquima, para el almacenamiento y ayuda a la fotosíntesis.

–        Células colénquima, con una pared simple que solo sirven durante la madurez.

–        Células esclerénquima, para el desarrollo del soporte mecánico de la planta.

En cambio, a la hora de clasificar las células animales, nos encontramos, por ejemplo, en el cuerpo humano, con hasta 210 tipos distintos de células.

Existe por ultimo otra importante diferencia entre las células vegetales y animales. Así como las plantas transforman el dióxido de carbono en glucosa, las células animales transforman la glucosa en energía y en dióxido de carbono, creándose así un ciclo a través del cual la naturaleza se expresa y permite brotar la vida en la superficie de la tierra tal y como la conocemos.

Diferencias entre Windows 7 y sus versiones

El famoso Windows 7 apareció en el mercado en el año 2009, y actualmente existen 6 diferentes versiones a elegir. Aparte aparecen actualizaciones, parches de mejora, y hasta versiones para 32 o para 64 bits.

Con toda esta información acerca del Windows 7, nos surgen siempre las dudas a la hora de elegir una u otra versión. Y el problema reside en que no conocemos exactamente las diferencias entre sus propias versiones.

De las 6 versiones que existen, solamente 3 son las que se puedencomprar de manera suelta, las otras 3 vienen en paquetes ya establecidos para pequeños ordenadores, o como versiones de prueba en países no desarrollados.

–      Windows 7 starter edition

Viene ya preparado para equipos portátiles y se vende directamente a los fabricantes de equipos (OEM). Se caracteriza porque llevan muy pocas aplicaciones, sin interfaz de usuario ni tampoco el famoso Aero, y que solamente deja tener tres programas abiertos a la vez.

–      Windows 7 Home basic

No tan básica como la anterior pero bastante escasa. También carece de interfaz de usuario y de Aero y se comercializa en países emergentes.

–      Windows 7 enterprise

Con licencia exclusiva para empresas. Se trata de una versión similar al Windows Vista Business. Dispone de la función Bitlocker que protege al equipo de robo o pérdida.

Por ello, vamos a centrarnos en las 3 versiones que nos interesa comparar para destacar sus diferencias:

–      Windows 7 home Premium (199 eur)

Incluye las funciones básicas para un usuario medio. (Se comercializa para vendedores OEM y para tiendas), juegos premium y todo el paquete multimedia. Por supuesto lleva Aero y el interfaz de usuario.

–      Windows 7 professional (309 eur)

Orientado a los negocios y con una mayor seguridad aplicada. Las mismas funciones que el Home premium pero añade una mayor capacidad para las redes comerciales y una mayor protección de datos EFS.

–      Windows 7 ultimate (319 eur)

La versión más completa, tanto profesional como para el hogar. para fabricantes (OEM) y tiendas. Dispone de todas las mismas funcionalidades que las anteriores versiones, en un solo paquete.

Podemos ver ya a primera vista que la versión de Windows 7 ultimate es la mejor de todas, la más completa, pero por desgracia es también la versión más cara. En cambio, como la versión de Windows 7 Home Premium es la que tiene menos características, pero es la más barata.

A nivel de usuario, la versión Home Premium es más que suficiente, ya que ofrece todas las características que necesita un usuario medio. Trabajar con documentos, ver videos, películas, fotos, música…etc. Pero si prefieres una mayor exclusividad o vas a utilizarlo de cara a los negocios, entonces se recomienda la versión Windows 7 professional.

Una vez que te hayas decidido por una u otra versión, tendrás ahora que decidir escoger entre 32 o 64 bits.

Diferencias entre 32 o 64 bits:

Cuando hablan de 32 o de 64 bits, se refieren a la forma en la que el procesador administra la información. La versión de 32 bits está pensada para funcionar en un ordenador de 32 bits y la versión de 64 bits está pensada para ordenadores de 64 bits, por lo que te conviene conocer qué tipo de ordenador tienes. Supuestamente 64 bits siempre tiene una mayor calidad y un mejor rendimiento pero a costa de abusar de la memoria y del procesador del ordenador. Si no sabes que versión tienes, puedes decantarte siempre por la versión de 32 bits, ya que funcionará igualmente en ambos tipos de ordenadores. En cambio la de 64 es posible que no funcione bien en un ordenador de 32.

Estas 3 versiones, a diferencia con el Windows XP o con el Windows Vista, tienen en común algunas mejoras bastante sustanciales como son:

–      Facilidad para realizar tareas

–      Mejor desplazamiento por el escritorio

–      Mejor sistema de búsqueda

–      Utilización de Internet explorer 8

–      Uso de TV en vivo (grabar, pausar)

–      Creación de redes domesticas

En cambio, veremos ahora las diferencias entre estas 3 versiones:

–      Uso de programas en modo XP ( Sólo Professional y Ultimate)

–      Fácil conexión con redes empresariales (Sólo Professional y ultimate)

–      Recuperación de datos y copia de seguridad (Sólo Professional y Ultimate)

–      Protección contra perdida o robo ( Sólo Ultimate)

–      Trabajar en 35 idiomas diferentes (Sólo Ultimate)

Veamos una tabla explicativa para ver más claramente todas estas diferencias:

Por último decir que existen actualizaciones que tienen un precio mas barato que los paquetes completos. Si usted ya dispone de una versión de Windos anterior al 7, puede comprar solamente la actualización y ahorrarte bastante dinero.

Y ahora que ya conoce las diferencias entre estas 6 versiones de Windows 7, le toca a usted decidir con cuál se queda.

Un saludo.