DIFERENCIAS ENTRE  DEMENCIA Y ALZHEIMER

Mucha gente se pregunta cual es la diferencia entre la demencia y el Alzheimer. En esta página explicaremos de manera sencilla las diferencias.

1. La demencia:

La demencia es un deterioro de la memoria y del pensamiento, que hace que la persona que la padece no pueda hacer cosas que antes hacia.

Demencia senil

2. El Alzheimer:

El Alzheimer es una enfermedad que padecen por lo general las personas mayores, y es la causa más común de demencia. Las personas que padecen Alzheimer tienen trastornos de conducta mucho más complejas que una demencia, se podría decir que son anormalidades cerebrales microscópicas.

Para diferenciar la enfermedad del Alzheimer de otras formas de demencia, se requiere hacer un examen médico para tener información sobre las capacidades del paciente. Dependiendo del resultado de las pruebas podremos determinar el Alzheimer.

Los médicos examinan rigurosamente a los pacientes para distinguir la enfermedad de Alzheimer de otra forma de demencia, haciéndoles una serie de preguntas y examinando sus habilidades tales como, la memoria que tienen sobre la información de hace mucho tiempo, es decir la memoria a largo plazo que no suele estar deteriorada en un paciente con la enfermedad del Alzheimer. También examinan la visión, la capacidad de sentir cosas, y la fuerza muscular. De esta manera el médico tendrá una orientación de si las alteraciones que padece el paciente, son típicas de un paciente con Alzheimer.

La enfermedad del Alzheimer suele ser una enfermedad lenta y progresiva, que va haciendo que el enfermo pierda la memoria más reciente, es decir la que obtiene a corto plazo. También afecta sobre el habla, el lenguaje, el conocimiento, y las capacidades de interactuar con el ambiente.

3. Pruebas para determinar el Alzheimer.

Los médicos normalmente realizan una tomografía computarizada, o una la resonancia magnética. Estas pruebas son para examinar exhaustivamente el cerebro. Cuando el médico ha realizado todo el examen físico, también obtiene ciertos análisis de sangre para completar el historial.

Si los médicos ven síntomas de demencia, como se han descrito anteriormente, por lo general el médico descarta la enfermedad de Alzheimer, ya que es muy poco probable que un niño pueda tener dicha enfermedad. Por lo tanto se le diagnosticará un tipo de demencia.

Las personas jóvenes que han tenido alguna lesión en la cabeza se les excluye de padecer la enfermedad normalmente son lesiones post-traumaticas, pero si se trata de una persona mayor, esta tiene posibilidades de padecer Alzheimer.

El Alzheimer es muy difícil de diagnosticar, incluso los médicos más expertos en esta enfermedad no siempre son precisos a la hora de diagnosticar un paciente, es una enfermedad difícil de detectar.