¿Qué diferencia existe entre publicidad y propaganda?

Tanto la publicidad como la propaganda son dos herramientas que pertenecen al mundo del marketing y que ambas se usan dentro del marketing moderno. A primera vista es muy difícil ver la diferencia exacta entre la publicidad y la propaganda. Tanto la publicidad como la propaganda utilizan las mismas técnicas y logran unos resultados básicamente similares.

Sin embargo, hay algunos matices que ponen en relieve las diferencias fundamentales entre publicidad y propaganda. Estas diferencias son las siguientes:

-        La publicidad necesita más tiempo para obtener resultados, mientras que la propaganda tiene efectos instantáneos.

-        La publicidad puede producir mayores beneficios, la propaganda tiene menor impacto de ventas ya que llega a menos publico.

-        Los costes no son iguales, la propaganda resulta más barata.

-        El uso general

-        El tipo de empresa

La publicidad a menudo es usada por grandes marcas con el objetivo de fortalecer su imagen o para la obtención de ventas a largo plazo. Los tipos más populares de publicidad se encuentran en la radio y en la televisión, prensa y carteles grandes. El periodo de tiempo puede ser de meses o incluso años hasta ver los resultados. Los costes iniciales por tanto son muy elevados. Es por ello que la publicidad es una herramienta exclusiva de las marcas y corporaciones grandes.

Al contrario que la publicidad, la propaganda está más enfocada a resultados a corto plazo. Aunque la propaganda también puede participar en el proceso de dar a conocer una marca, el único objetivo primordial de la propaganda es la venta. La forma más popular de propaganda la encontramos en cupones de descuento, panfletos de ofertas, muestras gratuitas, y demás folletos buzoneados o entregados en mano por la calle.

La creación de propaganda es muy fácil y puede resultar muy efectiva en el corto plazo. Tiene un coste relativamente menos que la publicidad y es por ello que es adecuada para la pequeña empresa, aunque las grandes empresas también acuden a la propaganda para vender más. Es habitual encontrar en nuestro buzón propaganda de grandes empresas de forma periódica.

Por supuesto, ambas herramientas pueden ir de la mano, y no es raro encontrar campañas de algún producto que aparezca a la vez en publicidad y en propaganda. De esta forma el éxito de la campaña es más grande.